La Gran Fiesta de Chiapa de Corzo es sin duda una de las fiestas patronales más hermosas y coloridas no solo en Chiapas, sino en todo México. Cada año durante el mes de enero, este pueblo se paraliza, y miles de personas salen a las calles para danzar, bailar y disfrutar de esta gran ocasión.

La característica más distintiva de este festival es que los asistentes se visten con atuendos tradicionales y realizan una variedad de bailes con costumbres prehistóricas. El personaje principal del festival es el “Parachico”, que ha sido designado como Patrimonio Cultural y inmaterial de la Humanidad por la UNESCO.

Es por tradiciones como estas que nos sentimos tan orgullosos de ser mexicanos y deseamos que el resto del mundo entienda lo magnífico que es nuestro país. Chiapa de Corzo es un pueblo pequeño, pero su gente, costumbres, gastronomía, artesanos y textiles nos han dejado una huella imborrable.

Te explicamos que puedes ver en la fiesta grande de enero de Chiapa de Corzo

1. El Parachico

Existen varias versiones del origen del Parachico, pero en todas ellas se encuentra una mujer llamada Mara de Angulo, una española adinerada que viajó a Chiapas en busca de una cura para la enfermedad de su pequeño hijo, y fue en Chiapa de Corzo donde los curanderos pudieron salvar su vida.

Ella fue bastante generosa a cambio, regalando mucho dinero y verduras a la comunidad. Mientras se trataba al niño, los indígenas bailaban a su alrededor, con máscaras para que parecieran blancos como su madre. Debido a que estos bailes eran «para el niño», fueron apodados «Parachico» en la lengua vernácula indígena.

El traje del Parachico consta principalmente de los siguientes elementos: una montera color maguey; un sarape, gabán o chamarro de colores; un chinchin o sonaja; y una máscara hecha a mano. Algunos parachicos prefieren usar bandas con bordes de colores brillantes.




Actualmente, esta fiesta rinde homenaje a tres santos: El Señor de Esquipulas, San Antonio Abad y, lo más importante, San Sebastián. Por ello, la danza de los Parachico se considera una ofrenda colectiva, ya que se realizan durante todo el día en varios templos y hogares con imágenes religiosas.

Aunque los parachicos solo viven seis días, es muy destacable que bailan con tanto vigor y coordinación durante todo el día, de 9:30 a 22:00 horas. Algunos lo hacen por hábito o tradición, pero muchos más lo hacen por fe y devoción genuinas.

El Patrón es el líder de los Parachicos y se encarga de preservar esta importante tradición. Su cargo es hereditario, y hay un grupo de personas dedicadas solo a protegerlo cuando los Parachicos atacan, similar a un monasterio y un verdadero guardián, sin embargo, el resto del año vive como cualquier otro ciudadano.

Los recorridos siempre comienzan y terminan en la casa del Patrón, donde los Parachicos llegan muy temprano para cambiarse y alistar, ya que es un ritual que hacen antes de partir. Todos los Parachicos respetan a Patrón, y su máscara es única y nadie puede duplicarla.

Otro rasgo singular de esta tradición es que el cuadro del santo del pueblo, San Sebastián, se encuentra más que en una iglesia. Se le conoce como Prioste y es el defensor de su familia. Cada año, su familia cambia, y es un gran honor tenerlo, por eso ha estado separado del resto del mundo hasta el año 2050.

2. Las Chiapanecas

La Chiapaneca es otro personaje conocido de la Fiesta de Enero. Los chiapanecas acompañan a los parachicos y se distinguen por sus hermosas y vistosas vestimentas. Los Chiapanecas aparecen los mismos días que los Parachicos, seis veces durante la Fiesta Grande.

Estas hermosas prendas están hechas completamente a mano por artesanos locales y, como resultado de su alta calidad, no son baratas. Sin embargo, es un honor llevar el atuendo chiapaneco, que también sirve como traje regional del estado. ¡Benditas las manos artesanas!

Los chiapanecas, al igual que los parachicos, esperan con ansias la fiesta de fin de año, y su rol implica más que saber vestirse con un atuendo bonito y caro; también implica saber bailar los sones con los parachicos, así como los zapateados y los cambios que vienen con los tambores y flautas. ¡Todo es una obra de arte!

Nos asombró ver a tantos niños y jóvenes participar en este gran evento. De hecho, en lugar de desvanecerse como otras tradiciones mexicanas, esta fiesta patronal crece en tamaño y fuerza año tras año, y la gente realmente la disfruta.

3. Los Chuntaes

Los Chuntá, o Chuntaes en plural, son hombres vestidos con ropa de mujer que simbolizan el servicio de la adinerada española Mara de Angulo. Según la leyenda, durante la conquista, los hombres fueron separados de las mujeres, por lo que se desnudaron para visitar a sus familias por la noche.

La partida de las Chuntaes presagia el inicio de la Gran Fiesta de Chiapa de Corzo, donde miles de hombres se disfrazan de mujeres y desfilan por las calles del pueblo. Los Chuntaes son únicos y genuinamente entretenidos, porque además de bailar, también se mueven y se relajan.

Para alguien que nunca lo ha presenciado, puede ser difícil de comprender, pero en esta comunidad, es el estándar y es algo verdaderamente cultural. Los padres traen a sus hijos a ver a Chuntaes desde muy pequeños, y todos se van como una familia. También es muy común que los hombres se vayan de Chuntaes y luego regresen a Parachicos.

Esta es probablemente una de esas tradiciones que no te das cuenta de que tienes hasta que la vives. Durante todo el año, los chicos son corrientes y corrientes, pero durante la Fiesta Grande, se disfrazan y bailan con tanta alegría que te sientes obligado a unirte a ellos.

4. Enramas

Los enramas son ofrendas para los santos, que traen fruta y pan de forma regular. Sus orígenes también son prehistóricos y expresan su gratitud por la buena fortuna que han recibido. Los Tuxtlequitas, que también visten ropa tradicional y desfilan cada 16 de enero, fue uno de los Enramas que más disfrutamos.

5. Visita al Panteón

Un viaje al panteón es otra tradición profundamente emotiva. Cada 18 de enero, los Parachicos visitan las tumbas de los antiguos Patronos y sus familiares difuntos, donde bailan y cantan. Para nosotros fue una experiencia impactante presenciar el contraste entre sus bailes atrevidos y la nostalgia de la época.

6. Combate Naval

Uno de los eventos más esperados es el Combate Naval, que representará una batalla entre españoles y chiapanecas utilizando fuego artificial en el río Grijalva. Lo que lo hace tan inusual es que es un espectáculo ininterrumpido de pirotecnia pura que dura más de 30 minutos.

Este espectáculo brillante y colorido tiene lugar cada 21 de enero a las 21:00 horas. Se puede ver desde una de las casas del malecón, que alquilan antepechos para verlo, o desde lo alto de una de las lanchas que hacen el viaje al Cañón del Sumidero. ¡Es necesario llegar temprano!

7. Desfile y Cierre

En el último día de la Fiesta Grande se lleva a cabo el alegre desfile de vehículos, evento que es a la vez alegre y único por ser el único día en el que aparecen todos los personajes: parachicos, Chiapanecas, Chuntaes, Tuxtlequitas, etc.. Para nosotros fue uno de los días más agradables porque nos vestimos de Chuntaes y participamos en el desfile.

La última ceremonia es el cambio de Prioste, que tiene lugar cada 23 de enero en San Sebastián, cuando se traslada de una casa a otra y se mantiene a salvo durante todo el año. Los parachicos se van por última vez, y hoy es un día de emociones encontradas, ya que la tan esperada Fiesta Grande de Enero de Chiapa de Corzo llega a su fin.

Te dejo la información importante cuando deseas visitar la fiesta grande.

¿Cuándo es la Fiesta Grande?

La Fiesta Grande sucede cada año del 8 al 23 de enero. Si tienes pocos días, recomendamos especialmente el 20, 21 y 22 de enero.

  • 8 de Enero: Salida de Chuntaes
  • 15 de Enero: Salida de Parachicos – Día del Señor de los Esquipulas
  • 16 de Enero: Enramas
  • 17 de Enero: Salida de Parachicos – Día de San Antonio Abad
  • 18 de Enero: Salida de Parachicos – Visita al Panteón
  • 20 de Enero: Salida de Parachicos – Día de San Sebastián
  • 21 de Enero: Combate Naval
  • 22 de Enero: Desfile de Carros Alegóricos
  • 23 de Enero: Salida de Parachicos – Cambio de Prioste

¿Cómo llegar a la Fiesta Grande?

Es casi seguro que Chiapa de Corzo está vinculada a Tuxtla. Se tarda unos 30 minutos desde el aeropuerto y 20 minutos desde el centro de la ciudad.

Si viaja en automóvil, tenga en cuenta que no habrá acceso vehicular durante estos días, sin embargo, hay estacionamientos cercanos que cobran $ 50 por día y son seguros.

También puedes llegar en transporte público desde Tuxtla a Chiapa de Corzo, pregunta en el centro por los colectivos.

Tips para ir a la Fiesta Grande

A pesar de que es una celebración católica, vale la pena asistir, seas religioso o no.
Es una celebración comunitaria para la comunidad; no es una atracción turística, pero la gente es amable y acogedora.
Los parachicos no salen todos los días y cuando lo hacen es importante buscarlos porque se mueven mucho.
Si deseas unirte, vimos varios lugares por todo el pueblo donde rentan los vestuarios tradicionales desde $250 pesos.

¿Dónde hospedarse?

Tuxtla: Esta ciudad cuenta con una gran oferta hotelera y alojamientos por Airbnb.

Chiapa de Corzo: Durante estos días recomendamos reservar con anticipación ya que todo se llena. Una buena opción es “Posada la Tradición” a 3 cuadras del malecón.
San Cristóbal de las Casas: En este pueblo mágico hay hospedaje para aventar, sólo toma en cuenta el traslado de aprox. 1 hora.

Buscar en google y llamar directamente al hotel para preguntar precios directos y preguntar cómo pueden reservar con ellos ya que muchos no tienen sus hospedajes en línea, y otra forma es buscar agencias de viajes locales que también te pueden ayudar a reservar con los hoteles.

¿Qué comer en la Fiesta Grande?

  • Cochito Asado: Carnitas de puerco en un caldo de chile ancho, es delicioso. $50 pesos el plato.
  • Pepita con tasajo: Carne de res en salsa de semilla de calabaza, también es muy rico. $50 pesos el plato.
  • Pozol: Bebida ancestral hecha a base de maíz y cacao, es súper deliciosa y refrescante. $ 15 pesos el vaso.
  • Nanches: Frutitas curtidas en aguardiente, saben dulces, pero con un toque de alcohol.

Deja un comentario